Publicado por Liliana Peralta el

Ingredientes:

 

3 pechugas de pollo
4 huevos
2 tazas de harina de trigo integral
1/3 de taza de hojas de orégano fresco
2 hinojos
Media taza de queso crema
2 tazas de aceite de maíz
tomillo fresco
aceite de oliva
pimienta negra
sal
sal gruesa

 

Preparación:

Colocar los huevos en un bowl junto con el orégano, procesarlos con un mixer.
Agregar la harina e ir trabajando la mezcla con la ayuda de un batidor, ir intercalando con un poco de agua a fin de que no queden grumos. Debe lograrse que la masa no sea ni muy líquida ni muy espesa, que cuente con cierta elasticidad.
Colocar una holla al fuego con abundante agua que sea de un tamaño suficiente como para contener los ñoquis, una vez que el agua comience a hervir, agregarle un puñado de sal gruesa.

 

Armado

 

Colocar en un recipiente con agua fría, unos cuantos cubos de hielo para enfriar bien el agua. El recipiente deberá tener un tamaño suficiente como para contener los ñoquis.
Para darle forma a los ñoquis, colocar la preparación dentro de un colador de agujeros grandes y presionando con una espátula hacer caer los ñoquis sobre el agua hirviendo.

Tambien puede utilizarse un instrumento especial para realizar esta operación, como el que se muestra en Esta receta.
Cuando los ñoquis suban, retirarlos con una espumadera y sumergirlos inmediatamente en el agua helada. Escurrirlos y reservarlos en un bowl, rociarlos con una cucharada de aceite para que se mantengan mejor.
Cortar los hinojos en láminas y colocarlos en una sartén, cubrirlos con aceite de oliva y cocinarlos a fuego bien bien bajo, la temperatura no debe superar los 80 grados. Una vez que estén tiernos, retirarlos y reservarlos.
Cortar las pechufas de pollo en láminas y saltearlas en una sartén con un poco de aceite de oliva. Agregarle las hojas de tomillo, los hinojos, el queso crema y los ñoquis. Condimentar con sal y pimienta negra recién molida, saltearlos en la sartén para que los ñoquis tomen temperatura nuevamente y servirlos.
Si se lo desea una vez servidos, rociarlos con unas gotas de aceite de oliva y un poco de pimienta negra recién molida.

Un poco de historia acerca de este plato

 

Esta es una versión de ñoquis conocidos como Spätzle.
El orígen de este plato es incierto, si bien se cree que tuvo su origen en Alemania, Austria o Suiza, también se cree que pudo tener su origen en el norte de Italia (Bolzano), en una zona de fronteras difusas y muy influenciada por la cultura alemana y Austríaca.

Vista del Valle de Bolzano, al norte de Italia

Esta receta en particular se la he visto preparar a Martiniano Molina, pero hemos preparado otras recetas similares, las pueden encontrar aquí:

Categorías: Pastas

Liliana Peralta

Liliana Peralta

Mi verdadera pasión por la cocina aparece de muy pequeña y ya de más grande se transformó en una obsesión. Ahora cocino por placer y te lo cuento aquí para intentar transmitirte mis conocimientos.

Entradas relacionadas

Pastas

Ravioles verdes sin relleno

Esta deliciosa pasta, tiene la particularidad que a pesar de tratarse de ravioles, cuentan con la ventaja de no llevar relleno, lo que resulta en una preparación muy rápida, sin por ello perder el sabor.

Nuestra selección

Triángulos de ricota

Unas pastas rellenas de ricotta, pero con la particularidad que no requieren de amasado, al utilizar tapas para empanadas, en lugar de la masa tradicional.

Nuestra selección

Pastas a la ratatouille

Una pasta que además de ser muy sabrosa, es fácil de preparar, es nutritiva y con bajas calorías.