Publicado por Liliana Peralta el

Esta receta la preparo bastante seguido, es realmente difícil conseguir un restaurante que prepare un buen Risotto, y claro es comprensible, ya que la preparación de uno bueno significa pasarse al menos 45 minutos revolviendo, agregando caldo, revolviendo mas. En fin, una vez escuché decir a un cocinero famoso que al risotto se le debe fare l’amore para que salga como se debe. Es un proceso lento pero con un resultado final único y claramente con un sabor muy especial. El risotto no es un simple guiso de arroz, es risotto.

La elección de los ingredientes en este caso es fundamental, es imprescindible utilizar arroz con alto contenido de almidón, el del tipo Carnaroli va muy bien con este plato.

Los hongos Portobello le aportan un sabor muy especial. Se pueden utilizar también hongos disecados, pero el sabor no es el mismo, además los tiempos de cocción de los disecados son mucho más extensos.
 

Ingredientes:

Una taza de arroz (para 2 personas)
Caldo de verduras
Unos 10 hongos Portobello grandes
Ajo y perejil disecados
Manteca
Aceite de Oliva
Queso parmesano rayado
Sal
Pimienta
Medio vaso de vino blanco


Preparación

Primero limpiamos bien los hongos y los cortamos en láminas de medio centímetro de espesor, los colocamos a saltear en una sartén con un poco de manteca y un chorrito de aceite de oliva por unos minutos, luego agregamos un poco de sal para que comiencen a soltar el líquido, una vez que estén mas cocidos y hayan perdido el volumen inicial, les agregamos un poco de ajo y perejil disecados y cocinamos unos minutos mas.

Colocamos en una olla a preparar un poco de caldo de verduras, puede ser un caldo deshidratado o caldo de verduras si es que tenemos alguno disponible.

Luego agregamos el arroz sobre los hongos en la misma sartén, completamos con un poco mas de manteca y aceite de oliva si es necesario. Vamos revolviendo la preparación con una cuchara de madera hasta que el arroz comience a ponerse transparente y brilloso.

Luego de cocinarlo unos minutos podemos agregar medio vaso de vino blanco. Dejamos unos minutos hasta que se evapore el alcohol y agregamos un poco del caldo de verduras utilizando un cucharón. El caldo debe agregarse hasta que apenas sobrepase el nivel del arroz. Vamos cocinándolo, revolviendo de tanto en tanto, prestando atención a que no se evapore demasiado el caldo. Es importante mantener la olla con el caldo a fuego mínimo a fin de no bajar la temperatura de la cocción cuando lo incorporemos al arroz.

Vamos repitiendo este proceso de agregado de caldo, y de revolver con cuchara de madera hasta que el arroz haya alcanzado el punto justo. Una vez que el arroz esté a punto, seguimos cocinándolo dejando que el caldo se vaya evaporando, revolviendo todo el tiempo. A último momento le agregamos un poco de manteca, revolviendo bien para que se integre, luego el queso parmesano y por último un poco de aceite de oliva, que va a aportarle un poco de brillo a la preparación.

 

Es un plato exquisito, recuerden que lo más importante en la preparación de este plato es la manera en que cocinamos el arroz.

Categorías: Vegetales y Legumbres

Liliana Peralta

Liliana Peralta

Mi verdadera pasión por la cocina aparece de muy pequeña y ya de más grande se transformó en una obsesión. Ahora cocino por placer y te lo cuento aquí para intentar transmitirte mis conocimientos.

Entradas relacionadas

Vegetales y Legumbres

Ensalada de palmitos rápida

Una ensalada de muy rápida preparación, con la frescura del palmito y el sabor acentuado que le brindan los ajíes y almendras, complementado por su salsa en base a mayonesa.

Nuestra selección

Ensalada típica polaca, con pepinos y rabanitos

Llega el verano y las ensaladas se convergen en un aliado ideal, sobre todo de cara a las fiestas de fin de año

Nuestra selección

Napolitanas de berenjena rellenas

Este simple plato, se convierte a la vez en una delicia con las berenjenas feteadas, gratinadas con mozzarella