Algo que es importante en este tipo de preparaciones es cortar los vegetales en trozos del mismo tamaño para que se cocinen al mismo tiempo.
Aderezarlos a gusto con hierbas, sal y pimienta o con una mezcla de salsa de soja, jengibre y ajo, al estilo oriental.
Usar poca cantidad de aceite, si se lo dispone, aceite de sésamo.
El salteado lleva poco tiempo y consume escasa energía.
Con el wok se pueden aprovechar cantidades de alimentos que serían insuficientes para una porción normal, logrando platos atractivos.

Ingredientes:

arroz. 1 taza
sal y pimienta. a gusto
zanahorias. 2
cebolla de verdeo. 1
cebolla. 2
huevos. 2
pechuga de pollo. 1
aceite de oliva. 3 cucharadas
semillas de sésamo. 1 cucharada
brotes de alfalfa o sésamo

Preparación:

El arroz se cocina rápido, para ello disponer una parte de arroz con dos partes de agua fría y sal en una pequeña olla tapada y cocinarlo durante 20 minutos.
Cortar los vegetales en pequeños trocitos.
Cortar la pechuga en tiritas (en otra tabla y con otro cuchillo).
Salar los huevos.
Llevar el wok a fuego fuerte.
Agregar el aceite de sésamo y cocinar los vegetales comenzando por los más duros y siguiendo por los más blandos.
Deben quedar al dente, la cocción es rápida y a fuego fuerte.
Retirar y reservar.
Cocinar en el wok el pollo y retirar.
Cocinar los huevos, revolviéndolos con unos palitos o con un tenedor, para que se rompan.
Sumar al wok los vegetales, el pollo y el arroz.
Condimentar con salsa de soja, pimienta y si se lo desea con un poco de sal, con cuidado porque la salsa de soja es de por sí muy salada.
Servir en una fuente y decorar con semillas de sésamo y brotes.

Categories: Oriental

Liliana Peralta

Liliana Peralta

Mi verdadera pasión por la cocina aparece de muy pequeña y ya de más grande se transformó en una obsesión. Ahora cocino por placer y te lo cuento aquí para intentar transmitirte mis conocimientos.