Publicado por Liliana Peralta el

Ingredientes

Aceite de maíz 1  Taza
Polenta cocida  2  Taza
Tomillo 2  Ramas
Ajo 2  Dientes
Salvia 5  Hojas
Pechuga de pollo 1  Unidad
Aceite de oliva 1  Taza
Mozzarella 200  g
Piel de limón  1  Tira

Salvia frita y salsa reducción de jugo de remolachas

Aceite para freír   Cantidad necesaria
Aceite de oliva 3  cdas.
Salvia 30  Hojas
Mix de brotes    A gusto
Jugo de remolacha  2  Tazas

Preparación:

En una cacerola coloque el aceite de oliva y de maíz, lleve a fuego mínimo, una vez que este caliente incorpore la pechuga de pollo, las hojas de salvia, las ramas de tomillo, los dientes de ajo pelados y la piel de limón, cocine a una temperatura de 80°C hasta confitar el pollo.
Terminada la cocción del pollo retírelo del aceite y una vez frío córtelo en finas rodajas.
Extienda sobre un silpat una capa de polenta de aproximadamente 5mm de espesor, deje reposar hasta que este firme y luego con un cortante corte la polenta.
Salvia frita y salsa reducción de jugo de remolachas

Vierta en una cacerola el jugo de remolacha previamente tamizado, lleve a fuego y deje reducir un 70% del jugo.
En una cacerola con aceite de maíz caliente fría las hojas de salvia hasta que estén crocantes, luego retire y escurra sobre papel absorbente.

Armado

Sobre una placa acomode el cortante y dentro de este coloque una base de polenta, cubra con una rodaja de pollo confitado, una rodaja de mozarella, nuevamente polenta, pollo, mozzarella, nuevamente polenta, presione suavemente con los dedos y termine con una fina rodaja de mozzarella, cocine en horno precalentado a 180°C durante 7 minutos.
Una vez reducido el jugo de remolachas retire del fuego y vierta en un bowl, deje enfriar y agregue el aceite de oliva.

Presentación

Sirva en un plato una lasagna y desmolde, acompañe con un mix de brotes y salsee con la salsa reducción de jugo de remolachas. Decore con las hojas de salvia crocantes.

Algo de historia

Polenta: deriva de la palabra latina “puls” es una especie de potaje realizado con harina de centeno.
Inicialmente se preparaba con hierbas y desde el Imperio Romano se hizo más común prepararla con harina de trigo.
Salvia: el termino Salvia proviene del latín “salvare” que significa “curar”.
Es rica en anti-oxidantes y preferentemente se debe utilizar fresca.

Categorías: Pastas

Liliana Peralta

Liliana Peralta

Mi verdadera pasión por la cocina aparece de muy pequeña y ya de más grande se transformó en una obsesión. Ahora cocino por placer y te lo cuento aquí para intentar transmitirte mis conocimientos.

Entradas relacionadas

Pastas

Ravioles verdes sin relleno

Esta deliciosa pasta, tiene la particularidad que a pesar de tratarse de ravioles, cuentan con la ventaja de no llevar relleno, lo que resulta en una preparación muy rápida, sin por ello perder el sabor.

Nuestra selección

Triángulos de ricota

Unas pastas rellenas de ricotta, pero con la particularidad que no requieren de amasado, al utilizar tapas para empanadas, en lugar de la masa tradicional.

Nuestra selección

Pastas a la ratatouille

Una pasta que además de ser muy sabrosa, es fácil de preparar, es nutritiva y con bajas calorías.