Ingredientes

Masa

Harina 300 g
Huevo 1
Leche Cantidad necesaria
Manteca 125 g
Sal 1 cdita.

Relleno

Harina 1/2 cda.
Huevo batido Cantidad necesaria
Jamón cocido 100 g
Panceta ahumada 50 g
Perejil picado 1 cda.
Queso rallado 100 g

Ravioles

Huevo batido Cantidad necesaria
Queso rallado A gusto
Semillas de amapola A gusto
Pancitos de salvado y queso
Agua Cantidad necesaria
Azúcar 1 cda.
Harina 000 125 g
Harina de salvado 90 g
Huevo batido Cantidad necesaria
Kümmel A gusto
Levadura 35 g
Queso Cheddar 125 g
Queso rallado A gusto
Semillas de amapola A gusto

Preparación:

Masa

Mezcle la harina con la manteca y la sal con las palmas de las manos hasta obtener textura arenosa.
Forme una corona y agregue el huevo.
Comience a mezclar añadiendo leche poco a poco hasta formar un bollo de masa tierna.
Forme un rollo y estire cuidadosamente hasta obtener rectángulo de masa delgada.

Relleno

Pique finamente el jamón, la panceta y el perejil.
Colóquelos en un bowl, agregue el queso, la harina y mezcle bien.
Incorpore huevo batido y mezcle bien hasta formar una pasta.

Ravioles

Extienda el relleno sobre una mitad de la masa y luego doble la otra mitad de masa cubriendo el relleno.
Selle lo bordes y pinte con huevo batido.
Espolvoree con semillas de amapola y queso rallado.
Corte los ravioles del tamaño deseado.
Sepárelos, distribuya en una placa y cocine en el horno bien caliente durante 15 a 20 minutos aproximadamente.

Pancitos de salvado y queso

Mezcle la levadura con el azúcar y un poco de agua tibia, cubra con un film y deje reposar hasta que se forme espuma en la superficie.
Sobre la mesa de trabajo disponga las harinas, la sal y la levadura.
Comience a mezclar del centro hacia los bordes añadiendo agua tibia poco a poco hasta unir los ingredientes.
Amase hasta obtener una masa blanda y que no se pegue en las manos.
Abra la masa, espolvoree con el queso Cheddar rallado y amase hasta integrarlo bien.
Forme un rollo, corte en porciones pequeñas, arme los pancitos y acomode en una placa para horno enmantecada.
Pinte con huevo batido y espolvoree con queso rallado o semillas de amapola o kümmel.
Deje levar hasta el doble de su volumen y cocine en horno moderado durante 25 minutos.

Presentación

Sirva los ravioles y los pancitos en una fuente.

Categorías: Pastas

Liliana Peralta

Liliana Peralta

Mi verdadera pasión por la cocina aparece de muy pequeña y ya de más grande se transformó en una obsesión. Ahora cocino por placer y te lo cuento aquí para intentar transmitirte mis conocimientos.

Entradas relacionadas

Pastas

Ravioles verdes sin relleno

Esta deliciosa pasta, tiene la particularidad que a pesar de tratarse de ravioles, cuentan con la ventaja de no llevar relleno, lo que resulta en una preparación muy rápida, sin por ello perder el sabor.

Nuestra selección

Triángulos de ricota

Unas pastas rellenas de ricotta, pero con la particularidad que no requieren de amasado, al utilizar tapas para empanadas, en lugar de la masa tradicional.

Nuestra selección

Pastas a la ratatouille

Una pasta que además de ser muy sabrosa, es fácil de preparar, es nutritiva y con bajas calorías.