En gastronomía, se denomina quiche, a un tipo de tarta salada que tiene su origen en de la cocina francesa. Este tipo de tartas, está elaborada principalmente con una mezcla de huevos y crema de leche fresca, bien espesa, la cual se mezcla con verduras o carnes, con la que se obtiene una mezcla para rellenar una tarta elaborada con masa quebrada. La posibilidad de rellenarla con diversas verduras, carnes o quesos, permite que haya innumerables combinaciones.

Esta receta, es un verdadero clásico de la gastronomía francesa. Esta tarta está en el codiciado grupo de las recetas fáciles, ya que posee pocos ingredientes: Panceta, Cebolla y Queso y es extremadamente sencilla de preparar.

Ingredientes para la masa

2 tazas de Harina
Medio pan de Manteca
Una cucharadita de sal fina
Pimienta si así se lo desea
También es posible reemplazar la masa de tarta, por una comprada.

Ingredientes para el relleno

Dos cebollas grandes
200 gramos de panceta ahumada, cortadas en trozos
4 Huevos
200 gramos de algún queso blando, como el fontina
Dos cucharadas de crema de leche
Tres cucharadas de manteca o de aceite de oliva
Sal y pimienta a gusto

Preparación de la masa

Colocar la harina, la sal, la pimienta y la manteca en un bol y mezclar con la punta de los dedos, hasta conformar una masa con la consistencia de arena gruesa. Agregarle de a poco agua bien fría, utilizando una cuchara, hasta formar un bollo, teniendo la precaución de no sobre amasarlo, a fin de que no pierda la consistencia. Una vez terminado el bollo, llevarlo a la heladera, envuelto en papel film y dejarlo descansar por media hora.

Preparación del relleno

Cortar las cebollas por la mitad en forma longitudinal. Una vez obtenidas las mitades, cortar las mismas bien finas, en forma longitudinal, lo que en gastronomía se denomina un corte en pluma.

Llevar las cebollas a una sartén, para saltearlas con la manteca o el aceite, con la precaución de que estén fríos al momento de iniciar la cocción, a fuego bajo, a fin de cocinar las cebollas, pero que queden blandas y tiernas, casi acarameladas. Cocinarlas tapadas, a fin de acentuar el efecto por medio del mismo vapor que van desprendiendo con la cocción. Agregarles sal y pimienta a gusto y continuar la cocción, hasta que las cebollas estén tiernas pero aún blancas. Se debe recordar revolver cada tanto con una cuchara de madera. Una vez terminada la cocción, retirar del fuego y reservar.

Utilizando la misma sartén, cocinar a fuego bajo los trozos de pancita, hasta que estén crocantes. Retirarlos del fuego y dejar que se sequen, envueltos en papel absorbente, a fin de retener la grasa.

A continuación, batir los huevos junto con la crema, la sal y la pimienta. Agregar el queso de a poco, mezclando constantemente.

Estirado de la masa y armado

Enmantecar y enharinar una tartera para horno. Estirar la masa por medio de un palo de amasar, hasta que alcance un espesor de medio centímetro. Colocar la masa estirada obtenida, sobre la tartera, aprovechando el borde de la misma para cortar la masa. También se puede dejar un sobrante para cubrir un poco el relleno con el borde de la masa.

Sobre la masa, colocar la cebolla rehogada previamente, sobre la cebolla incorporar las tiras de panceta tostadas, y al final incorporarle la mezcla de los huevos con el queso.

Cocinar la tarta en horno medio, por espacio de 25 a 40 minutos, dependiendo del horno, o hasta que el relleno esté bien dorado.

Breve historia de la Quiche Loraine

La tarta quiché lorraine le debe su nombre a que es originaria de la región de Lorena, en Francia. Es conocida como la receta original de la que proceden todas las demás variantes de quiche. Se tiene registro de que la quiché se originó en Nancy, capital de Lorena, en el año 1605. En un principio, el relleno estaba conformado sólo por huevos y crema de leche, pero hacia el el siglo XIX, se le añadieron pequeñas tiras de panceta, que caracterizan la quiche lorraine de hoy en día.

La tarta quiché lorraine le debe su nombre a que es originaria de la región de Lorena, en Francia. Es conocida como la receta original de la que proceden todas las demás variantes de quiche. Se tiene registro de que la quiché se originó en Nancy, capital de Lorena, en el año 1605. En un principio, el relleno estaba conformado sólo por huevos y crema de leche, pero hacia el el siglo XIX, se le añadieron pequeñas tiras de panceta, que caracterizan la quiche lorraine de hoy en día.

Entradas relacionadas

Recetas de nuestros lectores

Tarta 30 minutos

Una tarta muy rápida, con ingredientes muy simples y que tan solo requiere de 15 minutos de preparación, mas 15 o
 20 minutos de cocción en el horno.

Galletas y galletitas

Trufas de galletitas Oreo, bañadas en chocolate

Increíblemente, un momento mágico ocurre, cuando se mezclan galletitas oreo, con queso crema y chocolate. ¿Quién diría que las Oreo, una de las galletitas preferidas por los golosos podría convertirse en un exquisito postre?

Postres y Dulces

Bizcochuelo en 4 simples pasos

Un sencillo bizcochuelo que se prepara con sólo 4 ingredientes